Colegota

dic 312014
 

Buenas,

si hay algo típico en Guatemala son sus autobuses. Provienen de los escolares de Estados Unidos que una vez han pasado su vida activa allí son vendidos y transportados hasta Guate donde se les cambia el motor y el nombre a la vez que se tunean a gusto del nuevo dueño. Lo que no se cambian, aparte de algunos detalles internos, son los asientos. Donde se sentaban dos escolares se sientan tres adultos aunque los de enmedio tengan medio culo sentado y el otro medio al aire en el pasillo sujetándose con el del otro lado y complicando el paso hacia detrás o delante.

En lo que al nombre respecta, los guiris los llaman chicken buses por la habitual tendencia de los locales a llevar gallinas dentro, pero ellos les llaman parrilleras y yo no voy a ser menos.

Poco a poco se van convirtiendo en una especie en vías de extinción en favor de los “busitos” o camionetas a las que se les ponen quince o veinte asientos para que quepan casi el doble de personas y que, pese a llenarse en las mismas proporciones, los asientos y los “lugares” son mucho más pequeños. Y desde luego no tienen la vistosidad de éstas. En buena parte del país apenas se ven, pero en el centro y el Altiplano todavía es la especie dominante.

Me fui guardando estas fotos aparte durante el viaje para dedicarle una entrada propia y al final se han quedado tantas que no sé cuáles descartar, por lo que un pequeño bombardeo fotero tampoco viene mal de vez en cuando. :)

El aparcamiento tiene su aquel.

En la estación de Quiché camino de Xela.

 

 

 

Atravesando Chichi(castenango). Los controles siguen siendo los originales.

En Zunil, en la carretera y en el pueblo.

 

 

 

 

Pasar por algunas calles es complicado.

De vez en cuando toca esperar a que se llene. A veces hay que esperar mucho…

En la terminal de Xela (Quetzaltenango) me tocó esperar hora y media lo que me permitió hacer unas cuantas fotos más.
Los que están cuidados suelen ser estupendos para fotografiar y aprovechar los cromados como espejos, aunque aparezca en medio el “virus fotolibrero“.  Lengua

 

 

 

 

 

La zona principal de la terminal de Xela. Los primeros se van llenando y salen y son sustituidos por los que vienen por detrás.

Estos son los que salen para San Pedro la Laguna, en el lago Atitlán. Tuve que insistir porque me decían que no había directos y que tenía que ir “al 48″ (Km. 148) para transbordar allí, pero sí. A partir de las 10:30 hay cada hora hasta por la tarde.
Están justo antes de la entrada a continuación de la gasolinera.

 

 

Y ahí arriba mi equipaje,el que asoma con los dientes de un tiburón. smile3

Aprovecho esta entrada post viaje para agradecer a todos los que lo seguisteis y comentasteis y desearos a todos un 2015 muy viajero.  Aviador loco

Saludos,
Colegota

dic 312014
 

Buenas,

si hay algo típico en Guatemala son sus autobuses. Provienen de los escolares de Estados Unidos que una vez han pasado su vida activa allí son vendidos y transportados hasta Guate donde se les cambia el motor y el nombre a la vez que se tunean a gusto del nuevo dueño. Lo que no se cambian, aparte de algunos detalles internos, son los asientos. Donde se sentaban dos escolares se sientan tres adultos aunque los de enmedio tengan medio culo sentado y el otro medio al aire en el pasillo sujetándose con el del otro lado y complicando el paso hacia detrás o delante.

En lo que al nombre respecta, los guiris los llaman chicken buses por la habitual tendencia de los locales a llevar gallinas dentro, pero ellos les llaman parrilleras y yo no voy a ser menos.

Poco a poco se van convirtiendo en una especie en vías de extinción en favor de los "busitos" o camionetas a las que se les ponen quince o veinte asientos para que quepan casi el doble de personas y que, pese a llenarse en las mismas proporciones, los asientos y los "lugares" son mucho más pequeños. Y desde luego no tienen la vistosidad de éstas. En buena parte del país apenas se ven, pero en el centro y el Altiplano todavía es la especie dominante.

Me fui guardando estas fotos aparte durante el viaje para dedicarle una entrada propia y al final se han quedado tantas que no sé cuáles descartar, por lo que un pequeño bombardeo fotero tampoco viene mal de vez en cuando. Ji, ji, ji

El aparcamiento tiene su aquel.

En la estación de Quiché camino de Xela.

Atravesando Chichi(castenango). Los controles siguen siendo los originales.

En Zunil, en la carretera y en el pueblo.

Pasar por algunas calles es complicado.

De vez en cuando toca esperar a que se llene. A veces hay que esperar mucho…

En la terminal de Xela (Quetzaltenango) me tocó esperar hora y media lo que me permitió hacer unas cuantas fotos más.
Los que están cuidados suelen ser estupendos para fotografiar y aprovechar los cromados como espejos, aunque aparezca en medio el "virus fotolibrero".  Lengua

La zona principal de la terminal de Xela. Los primeros se van llenando y salen y son sustituidos por los que vienen por detrás.

Estos son los que salen para San Pedro la Laguna, en el lago Atitlán. Tuve que insistir porque me decían que no había directos y que tenía que ir "al 48" (Km. 148) para transbordar allí, pero sí. A partir de las 10:30 hay cada hora hasta por la tarde.
Están justo antes de la entrada a continuación de la gasolinera.

Y ahí arriba mi equipaje,el que asoma con los dientes de un tiburón. smile3

Aprovecho esta entrada post viaje para agradecer a todos los que lo seguisteis y comentasteis y desearos a todos un 2015 muy viajero.  Aviador loco

Saludos,
Colegota

dic 082014
 

Buenas,

parece que eso de regresar se lleva mal, pero entre la naturaleza y… bueno, el uso que hacemos de ella está resultando de lo más entretenido.

Para empezar me ha despertado un terremoto. No os fiéis del periódico que es sensacionalista. La dueña del hotel no se había enterado siquiera y yo creía que lo había soñado. Y ese de las seis parece haber sido el más fuerte.

Luego, llegando a México DF pasamos por encima del volcán Popocatépetl y le da por recibirnos con una erupción de cenizas.

Son fotos tomadas desde la ventanilla del avión no pidáis milagros. Ejem...

Luego tenía que enfrentarme a seis horas en el aeropuerto de México. Aquí los controles son extremos. Conforme salía del primer avión he entrado al baño a deshacerme de la Tecate de a bordo y en lo que me ha costado terminar ya entraba un policía a ver qué hacía. wacko2

Luego tienes que recoger el equipaje y volver a pasar un nuevo control de seguridad. Lo curioso es que una vez que pasas tienes que apretar un botón y se enciende una luz con una flecha. Rojo, tienes que pasar a otra mesa a vaciar el equipaje por completo.  wacko2 Verde, puedes ir a dejar tu equipaje en la cinta de conexiones y adelante. Afortunadamente ha salido verde pues no se yo si vuelvo a meter todo dentro. Buf

Entonces tienes que tomar un aerotren a la otra terminal. Al llegar aquí un nuevo control y algo raro han visto en la mochila de mano que me han hecho abrirla por la parte de abajo que de tantas cosas que llevaba creo que el aparato de rayos equis se ha roto.
Finalmente me dicen, señor, tengo una noticia. tenemos que probar el chocolate para comprobar que es efectivamente chocolate, al menos la mitad. swoon
Afortunadamente para mi sobrino era broma. Carcajadas

Y bueno, he hecho mi primer contacto con la comida mexicana en México. Esta va dedicada al Pecoso.

Es una arrachera con guacamole y papas. La arrachera es como el filete de ternera y es muy suave, tiene la textura como si fuese pollo y muy rica. Y sí, es un único filete encogido para que quepa en el plato. swoon

La cerveza la venden como negra, pero es parecida a la Export, un poco más suave. Brindis

Pues nada, ya sólo me deben quedar dos horas para tomar un vuelo de doce y luego otras dos para otras tantas y… ya estoy por allí dando mal.  angel

Saludos,
Colegota

dic 082014
 

Buenas,

parece que eso de regresar se lleva mal, pero entre la naturaleza y… bueno, el uso que hacemos de ella está resultando de lo más entretenido.

Para empezar me ha despertado un terremoto. No os fiéis del periódico que es sensacionalista. La dueña del hotel no se había enterado siquiera y yo creía que lo había soñado. Y ese de las seis parece haber sido el más fuerte.

Luego, llegando a México DF pasamos por encima del volcán Popocatépetl y le da por recibirnos con una erupción de cenizas.

Son fotos tomadas desde la ventanilla del avión no pidáis milagros. Ejem...

Luego tenía que enfrentarme a seis horas en el aeropuerto de México. Aquí los controles son extremos. Conforme salía del primer avión he entrado al baño a deshacerme de la Tecate de a bordo y en lo que me ha costado terminar ya entraba un policía a ver qué hacía. wacko2

Luego tienes que recoger el equipaje y volver a pasar un nuevo control de seguridad. Lo curioso es que una vez que pasas tienes que apretar un botón y se enciende una luz con una flecha. Rojo, tienes que pasar a otra mesa a vaciar el equipaje por completo.  wacko2 Verde, puedes ir a dejar tu equipaje en la cinta de conexiones y adelante. Afortunadamente ha salido verde pues no se yo si vuelvo a meter todo dentro. Buf

Entonces tienes que tomar un aerotren a la otra terminal. Al llegar aquí un nuevo control y algo raro han visto en la mochila de mano que me han hecho abrirla por la parte de abajo que de tantas cosas que llevaba creo que el aparato de rayos equis se ha roto.
Finalmente me dicen, señor, tengo una noticia. tenemos que probar el chocolate para comprobar que es efectivamente chocolate, al menos la mitad. swoon
Afortunadamente para mi sobrino era broma. Carcajadas

Y bueno, he hecho mi primer contacto con la comida mexicana en México. Esta va dedicada al Pecoso.

Es una arrachera con guacamole y papas. La arrachera es como el filete de ternera y es muy suave, tiene la textura como si fuese pollo y muy rica. Y sí, es un único filete encogido para que quepa en el plato. swoon

La cerveza la venden como negra, pero es parecida a la Export, un poco más suave. Brindis

Pues nada, ya sólo me deben quedar dos horas para tomar un vuelo de doce y luego otras dos para otras tantas y… ya estoy por allí dando mal.  angel

Saludos,
Colegota