Colegota

Nov 042016
 

Buenas,

ahora que me he metido a hortelano, me da por estas cosas y un sitio que se puede visitar en Penang es el Tropical Spice Garden, así que allí me he ido.

Como en los viejos tiempos, lo gestiona una compañía británica y en él se pueden ver las especias y plantas que hicieron de esta zona lo que fue.

Hoy le ha dado por llover a cántaros, muy tropical.

Hemos comenzado viendo algunas bromelias, de las que la única comestible es la piña (esta no).

Las hojas del curry.

Como veis el jardincito tiene pocos "claros".

Citronella.

Y hierba limón, que no hay que confundir porque la primera es amarga y no se usa en alimentación.
 

¿Está la estevia sobrevalorada? No sé, pero mascas las hojas y es como si mascases azúcar.

Aquí una muestra de las más famosas. Canela, clavo, cardamomo, pimienta, jenjibre…

Cardamomo.

Clavo, con la foto… mal hecha. ¡Aaah!

A esta le llaman pagoda por la forma de la flor (y de las pagodas).

Una vecina.

Este es un tipo de bambú que no había visto al que llaman "buda", por la forma de barriga.  girl_haha ¡Qué cosas tienen los orientales!

Aquí un estanque que además tienen pececillos de esos que te dan masajes y te limpian la piel si metes los pies, pero son muy pequeños y claros como para fotografiarlos.

Esta flor no me acuerdo qué era ni para qué servía, pero es curiosa. Guiño

La pimienta. No sé en qué estaría pensando Colón cuando confundió los chiles con esto y les llamó pimientos.  Torpe

Y el jackfruit o panapé. Parecido al árbol del pan, pero diferente.

Pues eso ha sido todo. La lluvia ha parado un rato pero mientras comía se ha puesto a diluviar y ahí sigue. A ver si para antes de la hora de cenar al menos.

Saludos,
Colegota

Nov 032016
 

Buenas,

el centro histórico de George Town también está incluido en la lista de los patrimonios de la humanidad. En general no está tan "restaurado" como en otras ciudades de Malasia, pero es cuestión de tiempo. Mientras tanto se pueden saborear los paseos como si estuvieras viajando en el tiempo, si no fuera por los coches y las motos, claro.

Para darle un añadido, se convocó un concurso para decorarlo con murales y hubo dos ganadores. El más conocido que es el de las pinturas que vais a ver, y otro de esculturas. Curiosamente muchos de los murales contienen objetos tridimensionales mientras que las esculturas si nos olvidamos que son tubos, están realizadas en dos dimensiones.

Esto es lo que me ha dado de sí el día. Pocos comentarios porque en general las imágenes se comentan solas.

También he estado recorriendo los "jettys", barrios en la misma orilla construidas sobre el agua a base de pilares y que hoy todavía habitan muchas personas, aunque el que enseñan para el turismo lo han convertido en el paseo comercial de turno sólo con tiendas.

También tienen sus murales (y su gracia).

Y ahí siguen mientras la ciudad ha crecido.

Los callejones por aquí son de lo más intrincado y muchas veces sin salida.

Y tienen su templo.

Y sus vistas.

Por cierto un templo con ofrendas muy curiosas.

Aquí el artista acordándose de los pobres mochileros.  good

También hay otros espontáneos que han dejado su huella.

Esta que es de las más famosas, está tomada desde una ventana de mi hotel, ya que estoy hospedado en esta zona.

En las calles conviven edificios de uno o dos siglos con las parabólicas y los coches.

Hay templos de todas las religiones. Iglesias cristianas, mezquitas, taoistas, budistas y por supuesto, indios.

Y siempre hay que prestar atención a los detalles, como en los tejados.

O las puertas.

Algunos son más difíciles de apreciar a simple vista y cuesta encontrarlos.

Otros se entremezclan con el entorno.

Los hay con mensajes más tétricos.

Y cuidado con Internet el día en que los gatitos se manifiesten.  girl_haha

Pues eso, corramos un tupido velo.

Saludos,
Colegota

Oct 312016
 

Buenas,

estoy en Malaca, o Melaka que dicen por aquí. Estas son algunas de las curiosidades que me he ido encontrando.

Para empezar, el medio de transporte más común entre los turistas es… bueno, este…

Sí, sí, habéis visto bien. Digamos que es un poco… peculiar [ponga aquí el adjetivo que guste].

Pero a lo mejor el adjetivo hay que cambiarlo si los veis por la noche. Y encima tienen música.

Bueno, mientras tanto vamos a comer algo. Primero nos vamos a reír de las patatas Pringles, que dicho sea de paso no tienen nada que ver con las de El Molar.  Ji, ji, ji

Pongamos una patata en un palo y la cortamos en espiral con ese aparato.

La rebozamos en una salsa tipo tempura.

Unos polvos de curry, un poco de sal, y nos reímos de las pringles viendo pasar los barcos por el río.  ¡Aaah!

Bueno, como es finde, vamos a cenar al mercadillo de Jonker street. Detrás de… bueno de los luminiciclos esos.

Hum… ¡Salchichas en palo!

Para mi una nyonya. Sí, está desenfocada. Debe ser por el picante. Silbar

Y aquí tenemos las famosas hamburguesas taiwanesas.

En una plancha con molde se va haciendo a la vez el bollo, el huevo y lo que le añadan.

En mi caso, salchicha taiwanesa, ya puestos. Es un poco pequeña si vas a comer solo eso, pero estámuy rica.

También te pueden licuar una sandía por dentro y ponerle una pajita para que te la vayas bebiendo por el camino. Aunque te van a faltar manos, sobre todo si quieres seguir haciendo fotos.  Sonrie, foto

Ahora tocan los dimsum de colores.

Cinco por cuatro ringgits. ¡Uno de cada, porfa!

La verdad es que con los dimsum ya estaba lleno, pero había visto los huevos estos de algún pájaro pequeño cuyo nombre en Inglés no recuerdo y tuve que volver a buscarlos.

Para mi de curry nyonyo de pollo con salsa barbacoa, gracias.

De postre están por ejemplo los pastelillos esos al que un camarero que se parece al de los experimentos de El Hormiguero baña en nitrógeno líquido y cuando se los meten en la boca sale humo e imagino que tendrá alguna sensación extraña, porque estaba ya lleno y no comí postre.

Y eso que también había tartas que explotaban.

Bueno, seguro que no lo habéis disfrutado tanto como yo comiendo  Lengua pero espero que os haya gustado el reportaje.  Sombrero

Saludos,
Colegota

Oct 282016
 

Buenas,

Singapur te puede gustar o no, pero lo que no hay duda es que hasta hace unos años cualquier fotolibrero se hubiera quedado aquí sin carretes. A mi apenas me da para recargar las baterías, gracias a que para la cámara llevo tres.

Y de entre las cosas que puedes hacer aquí hay dos: fotografiar rascacielos y subirte a rascacielos a hacer fotografías. Esto es lo que me ha dado de sí el día en ese sentido.

Primero he subido a ese grupo de torres que se llama Pinacle@Duxton con 50 pisos y una terraza encima que une todas las torres. Lo tengo al lado del hotel y es relativamente barato, unos cuatro euros.

Mirad lo que tienen los ricos donde viven.

Y los más normalitos. Edificios como este desde el que hago las fotos son el equivalente a nuestras viviendas de protección oficial.

El "skyline" que se ve desde aquí es en realidad la parte de atrás, la más conocida es la de unas fotos más abajo.

Esto ya es la zona de Marina Bay que es lo más famosete.

Las panorámicas mejor pinchándolas para verlas en grande. Aunque la luz no ayudaba mucho y no son gran cosa de calidad.

El Merlion, el pez con cabeza de león es el símbolo de la ciudad. Singa pura == ciudad león.

Aquí todos juntos. El edificio más bestia de la derecha es el hotel Marina Bay Sands, el nuevo referente de la ciudad desde hace unos años. Mañana intentaré subir a la terraza que hoy llovía cuando he pasado. La flor de loto es el centro de las artes y las ciencias.

Esto son árboles artificiales que hacen la fotosíntesis, o eso dicen. Imagino que por el día acumulan energía con células fotovoltáicas y por la noche la usan para iluminarse.
Mañana os lo cuento que quiero entrar.

Se puede subir.

Y también hacen un espectáculo de luces y sonido.

El centro comercial que hay debajo del hotel da vertigo.

Y bueno, unas fotillos más de la zona.

Saludos,
Colegota