Dic 312014
 

Buenas,

si hay algo típico en Guatemala son sus autobuses. Provienen de los escolares de Estados Unidos que una vez han pasado su vida activa allí son vendidos y transportados hasta Guate donde se les cambia el motor y el nombre a la vez que se tunean a gusto del nuevo dueño. Lo que no se cambian, aparte de algunos detalles internos, son los asientos. Donde se sentaban dos escolares se sientan tres adultos aunque los de enmedio tengan medio culo sentado y el otro medio al aire en el pasillo sujetándose con el del otro lado y complicando el paso hacia detrás o delante.

En lo que al nombre respecta, los guiris los llaman chicken buses por la habitual tendencia de los locales a llevar gallinas dentro, pero ellos les llaman parrilleras y yo no voy a ser menos.

Poco a poco se van convirtiendo en una especie en vías de extinción en favor de los "busitos" o camionetas a las que se les ponen quince o veinte asientos para que quepan casi el doble de personas y que, pese a llenarse en las mismas proporciones, los asientos y los "lugares" son mucho más pequeños. Y desde luego no tienen la vistosidad de éstas. En buena parte del país apenas se ven, pero en el centro y el Altiplano todavía es la especie dominante.

Me fui guardando estas fotos aparte durante el viaje para dedicarle una entrada propia y al final se han quedado tantas que no sé cuáles descartar, por lo que un pequeño bombardeo fotero tampoco viene mal de vez en cuando. Ji, ji, ji

El aparcamiento tiene su aquel.

En la estación de Quiché camino de Xela.

Atravesando Chichi(castenango). Los controles siguen siendo los originales.

En Zunil, en la carretera y en el pueblo.

Pasar por algunas calles es complicado.

De vez en cuando toca esperar a que se llene. A veces hay que esperar mucho…

En la terminal de Xela (Quetzaltenango) me tocó esperar hora y media lo que me permitió hacer unas cuantas fotos más.
Los que están cuidados suelen ser estupendos para fotografiar y aprovechar los cromados como espejos, aunque aparezca en medio el "virus fotolibrero".  Lengua

La zona principal de la terminal de Xela. Los primeros se van llenando y salen y son sustituidos por los que vienen por detrás.

Estos son los que salen para San Pedro la Laguna, en el lago Atitlán. Tuve que insistir porque me decían que no había directos y que tenía que ir "al 48" (Km. 148) para transbordar allí, pero sí. A partir de las 10:30 hay cada hora hasta por la tarde.
Están justo antes de la entrada a continuación de la gasolinera.

Y ahí arriba mi equipaje,el que asoma con los dientes de un tiburón. smile3

Aprovecho esta entrada post viaje para agradecer a todos los que lo seguisteis y comentasteis y desearos a todos un 2015 muy viajero.  Aviador loco

Saludos,
Colegota

Dic 312014
 

Buenas,

si hay algo típico en Guatemala son sus autobuses. Provienen de los escolares de Estados Unidos que una vez han pasado su vida activa allí son vendidos y transportados hasta Guate donde se les cambia el motor y el nombre a la vez que se tunean a gusto del nuevo dueño. Lo que no se cambian, aparte de algunos detalles internos, son los asientos. Donde se sentaban dos escolares se sientan tres adultos aunque los de enmedio tengan medio culo sentado y el otro medio al aire en el pasillo sujetándose con el del otro lado y complicando el paso hacia detrás o delante.

En lo que al nombre respecta, los guiris los llaman chicken buses por la habitual tendencia de los locales a llevar gallinas dentro, pero ellos les llaman parrilleras y yo no voy a ser menos.

Poco a poco se van convirtiendo en una especie en vías de extinción en favor de los “busitos” o camionetas a las que se les ponen quince o veinte asientos para que quepan casi el doble de personas y que, pese a llenarse en las mismas proporciones, los asientos y los “lugares” son mucho más pequeños. Y desde luego no tienen la vistosidad de éstas. En buena parte del país apenas se ven, pero en el centro y el Altiplano todavía es la especie dominante.

Me fui guardando estas fotos aparte durante el viaje para dedicarle una entrada propia y al final se han quedado tantas que no sé cuáles descartar, por lo que un pequeño bombardeo fotero tampoco viene mal de vez en cuando. 🙂

El aparcamiento tiene su aquel.

En la estación de Quiché camino de Xela.

 

 

 

Atravesando Chichi(castenango). Los controles siguen siendo los originales.

En Zunil, en la carretera y en el pueblo.

 

 

 

 

Pasar por algunas calles es complicado.

De vez en cuando toca esperar a que se llene. A veces hay que esperar mucho…

En la terminal de Xela (Quetzaltenango) me tocó esperar hora y media lo que me permitió hacer unas cuantas fotos más.
Los que están cuidados suelen ser estupendos para fotografiar y aprovechar los cromados como espejos, aunque aparezca en medio el “virus fotolibrero“.  Lengua

 

 

 

 

 

La zona principal de la terminal de Xela. Los primeros se van llenando y salen y son sustituidos por los que vienen por detrás.

Estos son los que salen para San Pedro la Laguna, en el lago Atitlán. Tuve que insistir porque me decían que no había directos y que tenía que ir “al 48” (Km. 148) para transbordar allí, pero sí. A partir de las 10:30 hay cada hora hasta por la tarde.
Están justo antes de la entrada a continuación de la gasolinera.

 

 

Y ahí arriba mi equipaje,el que asoma con los dientes de un tiburón. smile3

Aprovecho esta entrada post viaje para agradecer a todos los que lo seguisteis y comentasteis y desearos a todos un 2015 muy viajero.  Aviador loco

Saludos,
Colegota

Dic 072014
 

Buenas,

en mi tercer día en el Lago Attilán fuimos a Santiago Atitlán donde reside Maximón, a quien ya os presenté en Zunil en una representación similar. Allí Juanjo le hizo una curiosa petición al santo, pero eso ya os lo cuento luego que si no, no seguís leyendo.

Primero unas estampas clásicas de Santiago…

Y aquí ya el Maximón, que como veis difiere en su representación del de Zunil, pero no en los rituales. Eso sí, la sala es más pequeña esta vez, las fotos de frente están tomadas desde una ventana lateral.

En esto es cuando a Juanjo se le ocurre pedirle un favor al santo, y al uso local, compra una botella del famoso aguardiente "Quetzalteca especial" y le pide que ninguno de los partidos que han gobernado en España vuelva a ganar unas eleccionesswoon

Así se le quedó la cara al santo a pesar del trago de Quetzalteña.

Un sacerdote maya tiene que colaborar que la cosa es complicada.

Para más detalles, pinchar para visualizar este vídeo.
http://www.fotolibre.org/albums/mapamundi/guate/P1020605.mp4

Volviendo al día a día recordé que el próximo martes volveré a jugar a baloncesto, con un jetlag de caballo, eso sí.

La tarde avanza y los pescadores aprovechan para cargar sus barcas con unos peces pequeñitos.

Dejamos atrás Santiago que la visita se acaba.

Que la tarde casi se acaba…

Que el viaje casi se acaba…

Saludos,
Colegota

Dic 072014
 

Buenas,

en mi tercer día en el Lago Attilán fuimos a Santiago Atitlán donde reside Maximón, a quien ya os presenté en Zunil en una representación similar. Allí Juanjo le hizo una curiosa petición al santo, pero eso ya os lo cuento luego que si no, no seguís leyendo.

Primero unas estampas clásicas de Santiago…

Y aquí ya el Maximón, que como veis difiere en su representación del de Zunil, pero no en los rituales. Eso sí, la sala es más pequeña esta vez, las fotos de frente están tomadas desde una ventana lateral.

En esto es cuando a Juanjo se le ocurre pedirle un favor al santo, y al uso local, compra una botella del famoso aguardiente "Quetzalteca especial" y le pide que ninguno de los partidos que han gobernado en España vuelva a ganar unas eleccionesswoon

Así se le quedó la cara al santo a pesar del trago de Quetzalteña.

Un sacerdote maya tiene que colaborar que la cosa es complicada.

Para más detalles, pinchar para visualizar este vídeo.
http://www.fotolibre.org/albums/mapamundi/guate/P1020605.mp4

Volviendo al día a día recordé que el próximo martes volveré a jugar a baloncesto, con un jetlag de caballo, eso sí.

La tarde avanza y los pescadores aprovechan para cargar sus barcas con unos peces pequeñitos.

Dejamos atrás Santiago que la visita se acaba.

Que la tarde casi se acaba…

Que el viaje casi se acaba…

Saludos,
Colegota